miércoles, 19 de octubre de 2016

Pão de queijo / Pan de queso [Brasil]



                 

Nada como um pão de queijo                    
após o outro...                    
                  

Esta es una receta que me gusta mucho, luego de hacer varias versiones en casa a lo largo de los años que llevo en Brasil, esta es la hora en la que no he compartido la receta en el blog y creo es momento de hacerlo. Esta es una versión un poco más dietética sin perder la esencia, los panes quedan super esponjosos, fonfinhos y ricos. Esta versión me encanta, la verdad hay versiones por doquier de este pan que tiene como origen el estado de Minas Gerais, o por lo menos acá es el que mayor fama tiene de ser el auténtico, el mejor de todos en Brasil.
En Latinoamérica se le conoce como chipa (claro que la textura es un poco diferente, pero el sabor es parecido), en Colombia se parece al pan de bono pero allá lo rellenan con dulce de leche o dulce de guayaba (bocadillo); sin embargo, es diferente... mejor dicho, el pan de queso tal como lo hacen en Brasil y la textura del mismo, es bien diferente a todo lo que he probado por fuera... y ahí si como dicen acá Nada melhor do que um Pãozinho de Queijo pra acompanhar o Cafézinho da tarde ou o Café da manhã. 
Debo decir que estos panecillos son de las cosas que más me gustan de Brasil, me fascinan... tanto así que creo superaron mi gusto por las arepas natales que me encantan, sobretodo las boyacenses que son hit! (aquí muchos me mirarán con ojos de platico, pero que puedo hacer... en mi caso son adictivos, comienzo por uno y parar es complicado ^_^). El pão de queijo se realiza con fécula de yuca por lo que es una receta sin gluten ideal para celiacos y los que no también. En algunos lugares se encuentra el polvo ácido que acá se conoce como polvinho azedo, a veces lo combinan con polvinho doce ponen mitad y mitad en la receta. La verdad en el país de la mandioca, la variedad de harinas de yuca, féculas, polvinhos es brutal. Para quienes están fuera de Brasil lo ideal es conseguir fécula de yuca/mandioca quedan muy bien.

Por otro lado debo hablar de las cantidades de aceite, la verdad encontrarlos sin mucho aceite cuando los compró es un reto, se encuentran claro que sí y ya tengo los lugares marcados cuando de comprarlos se trata.  La receta que hoy traigo claramente trae una cantidad ínfima de aceite comparándola con la mayoría de recetas "sagradas" que hay para este pan, la verdad no me cabe en la cabeza ponerle una taza de aceite a ninguna receta (a excepción de las recetas que utilizan la técnica de freír que para ese caso si es mejor hacerlo con abundante aceite, ...pero esa técnica en mi casa es una en mil porque prefiero adaptarlo al horno que es mi amigo fiel). Los que ya me conocen saben que siempre reduzco el aceite y el dulce en todo. En cuanto a la receta, hay un punto a tener en cuenta, lleva dos tipos de quesos con proporciones suficientes de grasa como para adicionar una cantidad desmesurada de aceite. Lo que puedo decirles es que se logran unos pãozinhos de queijo maravillosos, esponjosos, llenitos de puntos crocantes de parmesano, no te quedan las manos grasosas al tomarlos, (...esa es mi prueba de fuego cuando compro por fuera, si me quedan esos dedos brillantes, no pasa.) Y que puedo hacer, con eso soy una cansona completa lo reconozco (eso sí, si me brindan una empanada o alguna cosilla frita, pues obvio me la zampo porque no suelo despreciar nada que me brinden con cariño ^_^)
Y ya sin más palabras... y aunque no iba a quejarme... acá estoy... quejándome de la experiencia que estoy viviendo en casa en donde les dio por pintar el edificio donde vivo en plena llegada del verano y las ventanas las tengo cerradas para este punto, sin aire y sin luz, escasamente un poco que se cuela entre el papel periódico que usaron para sellar todas las ventanas y dejarme enclaustrada... estas fotos se salvaron y alcancé a tomarlas antes de que empapelaran la última ventana de la casa... las que vienen no las imagino... a tener paciencia con las obras... y ya luego de desahogarme un poco y respirar el poco oxigeno que entra con la puerta del apto abierta todo el día... si me ven ausente, es porque huyo de casa para respirar aire puro... esta semana esta loca... más de lo normal con esa obra y las que siguen recibo visita de una tía muy querida la tía E., por lo que espero no desaparecer por completo y lograr estar por momentos visitando las cocinillas amigas, ténganme paciencia por fi... y ya no hablo más porque les sigo dando detalles de la claustrofobia que se ha despertado en este ser kafkiano en el que me convierto por instantes...



Tiempos}
Tiempo Total: 70 minutos 
  • Tiempo de preparación: 40 minutos
  • Tiempo de horneado: 25-30 minutos

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ingredientes:
Pão de Queijo Brasileño  
[Rinde 1.170 gr - 29 panes de 40 gr aprox. ]

- 400 gr de fécula de yuca
- 150 ml de leche
- 150 ml de agua
- 26 gr de aceite vegetal
- 200 gr de queso parmesano
- 140 gr de queso mozzarella
- 3 huevos en peso unos 145 gr
- 1/4 de cucharadita de sal

...........





«PREPARACIÓN»
1. Precalentar el horno a 180ºC. 

2. En un bol poner la fécula de mandioca y reservar. Aparte en un caso calentar la leche, el agua, el aceite y la sal, apenas empieza a hervir adicionarla a la fécula de mandioca y con ayuda de una cuchara metálica mezclar todo y dejar enfriar un poco unos 15 minutos. (A este proceso se le conoce como escaldado). 



3. Mientras se enfría la masa, podemos rallar los quesos por separado tanto el de mozarella como el parmesano, reservar. Por otro lado, cuando tenemos la masa más fría que caliente, podemos adicionar los huevos (la idea al dejar enfriar la masa es evitar que se haga una tortilla de huevos y se cocinen) amasar un poco, en este punto la masa no va a estar completamente homogénea. El siguiente paso será adicionar el queso mozzarella y de nuevo amasar por varios minutos, del amasado depende que los panes crezcan y queden esponjosos. Una vez tenemos el queso completamente amasado con la masa, adicionamos la mitad del queso parmesano, amasar de nuevo. Y finalmente adicionamos la mitad restante (este proceso lo hago así porque me gustan los panecillos con pedazos que queso parmesano en su corteza). 



4. Para armar las bolitas es clave ponernos un  poco de aceite de oliva en las manos para que no se nos pegue la masa en ellas. Formar bolitas de 40 gr. ponerlas separadas unas de otras con suficiente espacio porque crecen bastante. Llevar al horno precalentado a 180ºC por 25-30 minutos.



Notas:
  • Es importante amasar suficiente la masa para que queden esponjosos. 
  • Para armarlos facilita el proceso untarse un poco las manos con un poco de aceite. 
  • En mi caso caliento el sartén de hierro fundido apenas enciendo el horno para que cuando ponga las bolitas ya este caliente y tenga la temperatura pareja en toda la superficie.
  • Suelo armar todas las bolitas, horneo las que vaya a consumir y el resto las llevo a congelar. Una vez congeladas las pongo en una bolsa y cada vez que vaya a hornearlas con horno precalentado se hace el proceso sin ningún problema tardan un poco más pero quedan igualmente deliciosos.







Feliz desayuno!!!!!         




Uma pequena satisfação... é... 
sentir o cheiro de café com pão de queijo 




*****
**



**
*****



Feliz día
Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia ó
remembranzas de algún instante especial
y para mí son todas estás y muchas más..,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, 
cuerpo y ser. 


_________________________
Agradezco cada comentario y 
estaré atenta a las inquietudes que se presenten.



nati
[❤︎]
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

19 comentarios:

  1. Natalia me acabas de enamorar!! Yo he estado dos veces en Brasil porque mi novio es brasileño y estos panecillos me dejaron flipando cuando los probé la primera vez. Se nota mucho cuando son caseros en los restaurantes, tienen una textura y un sabor tan peculiar que me vician. Aquí en Barcelona he comprado el Pao de Queijo ese que viene en polvos y hay que mezclarlo huevo y agua, que aunque no es lo mismo me trae muy buenos recuerdos gustativos y de vez en cuando lo compro. Nunca me había planteado hacerlo yo, mil gracias por la receta, esta seguro que cae, que la veo bastante fácil!
    Un beso guapa, voy a ver si tienes más recetas brasileñas :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que te haya gustado la receta Mirela, la verdad estos panes son una locura, son un vicio una cosa loca *_* es una receta sencilla, inténtalo porque te aseguro que vas a quedar enamorada. Tengo algunas recetas, que espero te gusten.
      Un beso!

      Eliminar
  2. Nati te leo y se me hace la boca agua. Entiendo cuando dices que estos panecillos son adictivos y que te gustan incluso más que tus arepas natales ¡tienen tan buena pinta que es fácil de creer!

    Agradezco que reduzcas las cantidades de aceite, a mí me pasa igual en todas las recetas, voy quitando aceite y azúcar por doquier ¡estamos cortadas por el mismo patrón!

    Me guardo tu receta aunque no sé yo si podré encontrar las harinas que utilizas

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca querida son la locura, parezco un ratón cuando de queso se trata y si me dicen pão de queijo *_* es difícil negarme a estas delicias. En cuanto al aceite, siii la reducción es enorme, a veces las manos te quedan llenitas de aceite porque en el proceso lleva montones, y durante el armado también se enjuagan las manos para poderlos manipular. Sin embargo esta receta queda la masa de una consistencia en la que darles la forma resulta sencillo y con un poquitin de aceite en las manos tenemos para armar unas 5 bolitas cada vez que necesitemos de nuevo poner más aceite. A reducir cantidades por doquier ^_^
      Allá usan fécula de yuca o mandioca, ojalá la encuentres porque son la locura. Con respeto a mis queridas arepas que me encantan, pero estos panecillos hacen de las suyas en mi subconsciente y consciente.... ^_^

      besos

      Eliminar
  3. Natalia he probado el pan de queso brasileño y las chipás (pues mi marido es argentino) y ambos me gustan con locura... son adictivos!!! Las chipás las suelo hacer de vez en cuando en casa, pero yo no hiervo el agua, quizás esto haga que la masas salga más esponjosa... no lo sé. Te han quedado preciosos y seguro que riquísimos. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese proceso es clave, para cocinar la masa un poco Pili, le llaman escaldado, de igual manera en la primera parte del queso mozarella es bueno amasar bastante, el amasado ayuda a fundir el queso de manera que quede súper esponjoso y crezca lindo a la hora de hornear.
      Unos panecillos increíbles, tu marido debe conocer las chipas que son sus hermanas, y también son muy ricas.
      Un beso para ti

      Eliminar
  4. Que buena explicación.
    Y el resultado una masa alveolada que se ve genial!!!!
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esponjosidad pura, perdón por la palabra pero es así tal cual,
      y lo mejor de queso, mucho quesoo ^_^ que ya es de madrugada por acá y al ver de nuevo esta receta se me hace agua a la boca.
      besos Mijú

      Eliminar
  5. Hola! uy me encanta con tanto queso, es lo mío.Esta receta no la conocía y me parece riquísima. Muy bien explicado el paso a paso, que desde luego dan ganas de ponerse ya mismo con él. Tiene que oler de maravilla, un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos un par de ratoncitos Silvia ^_^ una receta que te la recomiendo, es deliiiiiiiiiiiiiiii
      y el aroma, una cosa de locos!, muy ricos estos panecillos.
      besos

      Eliminar
  6. Hola Natalia, qué ricos se ven estos pancitos con tanto queso, calientitos deben ser una divinura, cuando vi la foto, pensé en el pan de bono, y ya lo explicabas el parecido, pronto los prueba con un cafézinho. Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta receta el queso es el rey de reyes y lo pongo sin miedo hahahhaha, porque definitivamente quedan muy ricos, al horno crecen hermoso, huelen delicioso, saben a dioses.
      besos!

      Eliminar
  7. Uummmmmmmmmmmm estos panecillos son adictivos los he echo un par de veces y vuelan ,por que no puedo que si no me llevaba dos para comer que en nada me marcho a trabajar ,esta semana trabajo de tarde asi que no tengo tiempo de pasarme por vuestras cocinas a babear ,seguro que estarian de rexupete no lo siguiente ademas de quedarte divinisimooos.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te creo rotundamente cuando dices que vuelan Chus, porque de verdad es así..., muy ricos y no te preocupes, te mando un beso

      Eliminar
  8. Natalia, presiento que estos pancitos se van a convertir en mis nuevos favoritos... la textura me encanta y me gusta cómo los conservas en la congelador... súper práctico. Estoy de acuerdo contigo en la cantidad de aceite considerando la grasa contenida en los quesos. Ahh, amo la última fotografía, así es mi desayuno ideal... suculento!!

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ninoska seguro serán tus nuevos favoritos son una delicia completica, esponjosos y llenos de queso cual ratonas felices comiendo estos panecillos. Me alegra que te gusten, súper recomendados. Gracias por tu visita, besos

      Eliminar
    2. Hola Nati, me puedes confirmar si el numero de huevos son dos... es lo que veo en la fotos pero no en la receta.

      Gracias!

      Eliminar
    3. Upssss por eso me encanta el paso a paso, se me pasaron los huevos en la lista, ya los pongo son 3 unos 145 gr en peso, gracias por decirmelo...

      Eliminar
    4. perfecto, muchas gracias!

      Eliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^