miércoles, 20 de abril de 2016

Arepandequesos / [Amasijos de harina de maíz y almidón de yuca]






La permanencia, perseverancia y persistencia        
a pesar de todos los obstáculos, desalientos        
e imposibilidades: es eso lo que distingue        
las almas fuertes de las débiles.       
Thomas Carlyle       




Regresando esta semana con una receta que se caracteriza por unir un par de ingredientes muy arraigados en dos culturas gastronómicas diferentes: por un lado la harina de yuca o mandioca tan típica en la culinaria y cultura brasileña que para éste caso el ingrediente en concreto es el almidón de yuca. Y por otro lado, su equivalente en la cocina colombiana y venezolana: la harina de maíz.

La receta es el resultado de unir dos comidas típicas: las arepas* y el pan de queso brasileño. Las arepas, inmersas en la cultura y cocina de los pueblos de Venezuela y Colombia, son el pan nuestro de cada desayuno, de uno que otro plato típico e incluso hacen parte de la comida de calle que muchos comemos durante el día, junto a las empanadas colombianas por supuesto. Por otro lado epan de queso brasileño, una delicia que también se podría decir hace parte de la cultura culinaria del día a día de ése país. Extrañamente no tengo en el blog una receta de ninguno de los platos mencionados anteriormente por lo que dichas recetas clásicas me quedan de tarea para la fila de recetas del blog sin embargo, en ésta ya van implícitas. 

arepa* 
[pan de maíz, de forma circular, que se puede cocinar asado o a la parrilla; se rellena o acompaña con diferentes ingredientes según las regiones; es típico de América, especialmente de Colombia y Venezuela.]



...Acá hago un paréntesis porque no puedo seguir escribiendo como si nada hubiese pasado en esta semana; una semana que a decir verdad comenzó con noticias tristes con el terremoto de Japón y luego el de Ecuador. Un país hermano y fronterizo que ahora pasa por momentos muy difíciles. 

Desastres naturales, dilemas y crisis políticas en Brasil, problemas de corrupción que existen en todas partes, en fin... tantas cosas que pasan en todo el mundo, noticias tristes de aquí y de allá que conmueven y apretujan el corazón. 

Al ver tantas cosas, la energía se baja y a veces, la desilusión llega para quedarse; pero definitivamente leyendo tantas cosas, hechos y noticias estremecedoras que suceden y que están ahí a la vuelta de la esquina. Me hacen meditar un poco y también me hacen orar, respeto si no eres creyente (yo lo soy). Luego de pensar en todo eso, y de ver en los medios a muchas personas desesperadas y desoladas desde la devastación de sus vidas ante momentos difíciles como la muerte de sus seres queridos, veo como varias de ellas levantan la cabeza y dan un gran ejemplo de lucha para todos. Es de guerreros esa actitud, creo que siempre hay que tener esperanza. Suena tan cliché esto, pero creo que no hay que perder esa luz nunca, la esperanza por hacer de este mundo, un lugar más justo, la esperanza por volverse a levantar de las cenizas cuando estamos en la más profunda soledad, la esperanza de tornar la adversidad en oportunidad desde cada uno de nosotros.

Luego de las noticias que nos apachurran el corazón, traigo una receta para reconfortarlo un poco y digo esto de manera respetuosa con cada persona afectada en esta catástrofe; porque nunca algún desastre natural o humano se puede pasar tan rápido y hacer como que no nos importa o afecta. Pero creo que para comenzar, luego de la tormenta vale la pena intentar tener algo de optimismo. Creo que cuando se tiene esa luz de esperanza y de fe las cosas automáticamente nos cambian de perspectiva y las empezamos a ver de otra manera. Para levantarnos y sobrepasar esas dificultades que se presenten en el camino, convirtiéndolas en nuevos retos que nos hacen mejorar y volvernos más fuertes.  Es allí, en esos estados adversos donde muchos encuentran la resiliencia.

Dejo por acá ese pensamiento que no pude reservarlo para mi y necesitaba expulsarlo. Ya de regreso a la receta, que a propósito tenía hace varios meses en el tintero, hoy la quise compartir con todos. Luego de comenzar como una prueba medio extraña y loca, combinando maíz peto molido con almidón de yuca para pan de queso, terminó siendo todo un descubrimiento. Quería hacer un tipo de pasteles rellenos y para mi sorpresa estas "arepandequeso" como las bauticé quedaron deliciosas. Una receta con dos versiones una dulce con queso y la otra salada rellena de carne, las dos versiones de amasijos sencillamente deliciosas!!!


Estas arepandequeso o amasijos de harina de maíz y almidón de yuca, los hice en formato muffin. Las arepas se pueden hacer de muchas maneras: asadas, fritas o a la parrilla. En Colombia se encuentran tanto en pequeñas tiendas de barrio (arraigadas en nuestra cultura), como en las grandes superficies; variados tipos de arepas que van desde sencillas arepas de maíz, otras con queso, unas dulces, otras neutras, delgadas, medianas, gorditas, chiquitas, redondas y hasta cuadradas. De igual manera también hay lugares donde venden las arepas listas para consumir, generalmente son asadas al carbon y van rellenas con queso, listas para darles un mordisco y estirar los maravillosos hilos de queso fundido que surgen con cada bocado. También venden las clásicas arepas rellenas de carne de "res" con varios tipos de salsas y hasta con huevos de codorniz incluidos, los rellenos más exóticos se ven en Venezuela.



La oferta es amplia y para este caso quise hacer las dos clásicas versiones en formato diferente. En moldes para cupcakes, unas dulces con bastante queso en su interior. Las otras rellenas de carne; las dos versiones son hechas al horno y ambas pasaron la prueba porque resultaron ser unos amasijos de ataque que seguramente repetiré. 





... acá esta la receta:


Tiempos}
Tiempo total: 100 minutos
  • Tiempo de preparación masa arepas: 10 minutos
  • Tiempo de preparación masa pan de queso: 20 minutos
  • Tiempo de preparación masa final: 5 minutos
  • Tiempo de cocción relleno salado: 15 minutos
  • Tiempo armado: 20 minutos 
  • Tiempo de horneado: 30minutos



Ingredientes:
Arepandequesos o amasijos de harina de maíz y almidón de yuca
(12 unidades) 

Primera mezcla de harina de arepas

300 gr de harina de arepas /(en mi caso utilicé maíz peto, lo cocine y luego lo molí)
30 gr de mantequilla
8 gr de sal
50 ml de leche tibia


Segunda mezcla de pan de queso con almidón de yuca

50 gr de harina de trigo 
250 gr de almidón de yuca
100 ml de leche tibia
100 ml de agua
130 gr de queso mozzarella rallado
1 huevo
30 ml de aceite de canola
8 gr de sal
1/2 cucharada de polvo de hornear


Rellenos:

Relleno salado:
150 gr de carne molida
c/n de sal
1 cebolla picada en cubitos pequeños
1 tomate picado en cubitos
1/2 pimentón rojo
c/n de aceite para saltear la carne
c/n al gusto de azafrán, 
c/n pimienta negra
una pizca de achiote
una pizca de comino



Relleno amasijos de dulce:

30 gr de azúcar (al gusto de cada uno)
c/n de trozos de queso mozzarella 





«PREPARACIÓN»

  • PARTE 1 (MASA DE AREPAS): En un bol poner la harina de maíz, (en mi caso fue una harina que previamente cociné y luego molí, es un maíz blanco, en Brasil le dicen canjica, en Colombia maíz peto) A esa harina de maíz se le adiciona la leche tibia, la mantequilla, y la sal, se amasa hasta tener una mezcla homogénea. Si necesita un poco más de leche se puede adicionar. Reservar en la nevera por 1/2 hora. 
  • PARTE 2. MASA DE PAN DE QUESO: En otro bol adicionar la harina de yuca, la harina de maíz y el polvo de hornear. 
  • 3. En un cazo poner la leche, el agua, el aceite de canola, y la sal, una vez comienza a hervir. Retirar del fuego y adicionarlo a la mezcla de harinas secas que tenemos, con ayuda de una cuchara. (Tener precaución de no quemarnos).
  • 4. Amasar hasta obtener una mezcla algo harinosa, adicionamos el huevo y el queso rallado y amasamos de nuevo. 
  • 5. (En este punto unimos las masas de arepas, y la masa para hacer pan de quesos). Después de un rato, sacar la masa de harina de maíz que teníamos en la nevera y adicionarla a la masa de harina de yuca y amasarlas hasta formar una sola masa. 
  • 6. Separamos las masas por la mitad ya que una va a ir con relleno salado y la otra será para hacer los amasijos dulces con queso. 
  • 7. Para los amasijos salados: sazonamos la carne, adicionamos las especias todas las especias. Ponemos a saltear la cebolla, una vez se ponen transparentes adicionamos, el pimentón y luego de unos minutos el tomate, finalmente ponemos la carne hasta que esté cocinada. Es importante que no quede muy aguada, debe quedar un tanto seca. 
  • 8. Para los amasijos dulces: adicionamos azúcar a la masa y queso rallado, debemos dejar una parte para ponerle también al relleno. 

Armar los pasteles:
  • 1. Ponemos una parte de la masa salada en cada de la bandeja de cupcakes, luego formamos un hueco no tan profundo para adicionar el relleno de carne y luego ponemos otra tapa para cerrar cada amasijo, hay que hacerlo con mucho cuidado. 

  • 2. De la misma manera se hace con los amasijos dulces, se coloca una parte de la masa dulce valga la redundancia, se hace un hueco y se adicionan pedacitos de queso mozzzarella, se coloca una tapa de masa dulce y se cierra con cuidado.
  • 3. Llevar al horno por unos 25-30 minutos, la idea es que queden doraditas. 



PARA TENER EN CUENTA:
1*. los amasijos de queso quedan mucho más dorados por tener azúcar.
2.* Me sobró una parte del relleno de carne, porque me antojé de hacer más amasijos de dulce.
3.* Se puede hacer con harina de arepas que tengamos guardada en la nevera, de igual manera con la harina para pan de queso. 
4.* En mi caso la harina de las arepas la hice con todo el proceso, de cocer el maíz peto en olla a presión por hora y media a fuego lento. Una vez cocinado, lo dejé enfriar para molerlo y sacar la masa a la que le adicioné la mantequilla, la sal y la leche. Vale la pena decir que no debe quedar muy aguada la masa de las arepas.  



 dulce bocado!     


 delicioso bocado relleno de carne!    



______

Les deseo un resto de semana reconfortante.  
Muchas gracias por pasar por éste rincón, 
 lleno de poesía de sabores y de pensamientos, 
que para muchos son recetas conocidas, 
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia ó
remembranzas de algún instante especial 
y para mi son todas estás y muchas más.., 
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar 
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 

_________________________
Agradezco cada comentario y 
estaré atenta a las inquietudes que se presenten.




::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

nati

[❤︎]
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^